Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

Los entuertos de la CNMC tienen solución

Fuente noticia: NUEVATRIBUNA.es

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, es el órgano encargado de garantizar que no se constituyan oligopolios o monopolios bajo cuerda o se respetan las reglas del mercado y su libre oferta de bienes y servicios, es decir lo que jamás hace con las energéticas,donde alguna vez apuntó, pero jamás dio en la diana, cuando son uno de los oligopolios más consolidados.

  El consejo de la CNMC actual, fue nombrado por el Gobierno Rajoy, con los parámetros que el PP ha utilizado para llenar y completar los múltiples organismos del Estado y de sus poderes o la alta administración del mismo, es decir organismos no solo gubernamentales, sino estatales, llenándolos de personajes conservadores, reaccionarios, derechistas, ultra liberales y neoliberales, politizando todo, incluido el poder judicial, a efectos de tener todo el poder real del estado español en manos de la derecha conservadora. Los altos cargos de la administración -que no fueron depurados durante la transición-, permitieron que franquistas confesos continuarán ostentando una gran dosis de mando e influencia. Siendo además que estos altos cuerpos funcionariales, aunque se nutran por “oposición” son tremendamente endogámicos por lo que se ha creado un poder de sagas familiares de sesgo muy derechista por ser suaves. Ese es el poder real del Estado y por eso pasa lo que pasa. 

La CNMC creada, constituida y nombrada en 2013, es uno más de esos órganos de poder neoliberal, pues son políticamente partidistas. En un artículo publicado en Agosto y titulado -Organismos poco conocidos y que regulan nuestras vidas en favor del “mercado”- que circula por las redes, explico cómo se constituye y su organigrama, por lo no me repetiré. Tan solo recordar la fecha, 2013 y quien era presidente, es decir Rajoy. Basta con este dato, pues el nombramiento es del Gobierno y el Parlamento ratifica. Pero claro en esas fechas el PP tenía mayoría absoluta. 

El problema es que desde que el PP accede al poder, -pero ya con el antecedente de Zapatero y su modificación del artículo 135 de la Constitución- instigado por la Unión Europea los planes exclusivamente neoliberales de liberalización, los “mercados” y la banca adquieren cada vez más poder y cada vez los estados gozan de menos prerrogativas de control. Es decir la democracia y por tanto la soberanía popular han perdido su capacidad de control y quienes mandan son las multinacionales, trusts y consorcios privados capitalistas, que nadie controla y lo peor nadie se atreve a controlar por ahora.

A todo esto se suma y con fuerza en España la CNMC que se ha convertido en el enemigo público número uno de los derechos de las y los ciudadanos a poder dotarse a través de sus instituciones de controles a los desaguisados de un mercado poderoso y actúan siempre en defensa de multinacionales extranjeras y en contra de nuestro ordenamiento jurídico ya sean leyes de ordenación del transporte  o de las ordenanzas y competencias de los ayuntamientos por qué no olvidemos que los municipios son estado. La CNMV protege además a empresas que provocan un grave daño a ciudadanas y ciudadanos amparando fondos buitrey a plataformas como AIRBNB que especulan con viviendas transformándolas en apartamentos turísticos, arrojando población y generando el incremento de los precios de alquiler en los centros urbanos. También perjudican a honrados ciudadanos y ciudadanas como a nuestros taxistas que respetan las ordenanzas municipales, tributan en España y cotizan a nuestra seguridad social, en beneficio de multinacionales virtuales de los EE.UU que se llevan sus beneficios fuera y multiplican la figura del falso autónomo o el real esclavo precario. No satisfechos ahora, la CNMC inicia una nueva cruzada contra los y las estibadoras portuariasamenazando contra su acuerdo con la patronal del sector y su convenio. Se supone que inicia esta acción contra la estiba al objeto de precarizar el empleo portuario, favoreciendo a las multinacionales de la estiba y a las EETs, al objeto de precarizar el sector. Por eso ahora persiguen un convenio colectivo que estibadores y empresarios firmaron, siguiendo las exigencias de un decreto ley. Vamos inconcebible, a no ser que haya oscuros intereses detrás.

Mientras tanto en España las multinacionales eléctricas que son un auténtico trust de poder suben libremente los precios y atracan sin piedad a la ciudadanía sin que la CNMC, ni nadie, hagan nada. O los precios de la gasolina y el gasóleo suben libres y sin trabas gracias a un auténtico monopolio que impone precios abusivos de acuerdo entre ellos.

¿Pero esto tiene solución? Pues sí y sencilla. La CMNV depende en sus nombramientos del Gobierno. El Gobierno les debe cesar, pues los puede cesar según la ley que regula la cosa. Además están sometidos a control parlamentario, por lo que los grupos parlamentarios pueden exigir que se controle y audite tanto desaguisado contra los derechos ciudadanos, las empresas y pymes españolas y el favor de las multinacionales extranjeras, cuanto más buitres mejor. Por lo tanto hay solución política, pues la CNMC no es un tribunal de justicia y además es un órgano ideologizado y escorado políticamente hacía el neoliberalismoque es una ideología política y en favor del capitalismo más depredador lo que también es una posición política.

En consecuencia solo veo dos soluciones, ambas factibles. Una derogar la ley que crea la CNMC y en su lugar si fuere obligatorio, que sean los tribunales de justicia los encargados de tales asuntos. Dos destituir a los componentes del Consejo de la CNMC y además crear una comisión parlamentaria de investigación y auditar la legalidad de sus acuerdos, los motivos de los mismos y su finalidad real. Hay que actuar de urgencia y clamar bien claro que las clases populares estamos en manos de los poderosos, los ricos, las multinacionales y nadie se atreve a defendernos de un capitalismo depredador y globalizado. Pero hemos de resistir y vencer. Vamos a exigir todas y todos el cese de la CNMC y la derogación de la misma.