Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

EL DÍA DESPUÉS AL ACUERDO DE LA ESTIBA: DUDAS, POSICIONAMIENTOS Y FUTURO

La firma, ayer en Madrid, del acuerdo entre los estibadores portuarios y las empresas del sector supone el inicio de más negociaciones y de algún que otro problema que, sobre todo los sindicatos, lucharán por resolverlo. No obstante, ahora quedan ciertas dudas acerca del proceso, sobre todo en todo lo que se refiere a cómo quedan las empresas que ya no forman parte de la patronal.

 

NAUCHERglobal puede confirmar, de fuentes fiables, que las tres compañías que iniciaron el proceso de abandono de Anesco (Algeposa, Bergé y Ership), a las que se les podrían sumar otras, junto –quizá- el bufete de abogados Garrigues (que, hasta hace pocos días, representaba legalmente a la patronal) se están planteando y estudiando seriamente acudir a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para denunciar el acuerdo alcanzado entre el resto de empresas y los trabajadores.

Nunca lo harían antes del día 6 de julio, fecha fijada para que representantes sindicales y empresariales sellen el acuerdo alcanzado ayer, tras la ratificación de sus respectivas asambleas; cosa que ocurrirá… Mientras, no se descartan nuevas huídas de Anesco, aunque es complicado.

Las compañías ‘desertoras’ probablemente no lo hagan a título propio, sino que se plantean utilizar la herramienta del PIPE para lavarse las manos e intentar evitar huelgas selectivas...  Al menos así nos ha llegado la información. Pero los estibadores no son tan torpes como para creer que esta jugada no haya sido prevista por las propias empresas que se han ido de la patronal.

En todo caso, hay una gran diferencia entre lo que ocurrió ayer en la reunión respecto a los acontecimientos de hace unos días y se resumen en el propio texto del acuerdo. Nos explicamos: sindicatos y patronal acordaban ayer llevar adelante el principio de acuerdo alcanzado el pasado día 29 de marzo (ver documento en este enlace). Se trataba y se trata de un documento positivo para arreglar la situación.

Ya en aquel momento, desde una Anesco “al completo” argumentaban que "este principio de acuerdo recoge cuestiones positivas para el sector en relación con las medidas organizativas y productivas, así como respecto a las garantías en la continuidad en el empleo de los actuales trabajadores". Mientras, la salida de las empresas de la patronal está relacionada con el texto presentado por los representantes de los trabajadores el pasado día 13 de junio, la tercera que hacían (leer información relacionada) desde el mes de febrero.

Sería del todo incomprensible que si cuando las empresas que ahora se han ido estaban en Anesco firmaron el principio de acuerdo –con los trabajadores-, ahora, con el mismo convenio, quieran retractarse. Incomprensible y hasta necio. Pero en sus manos está la estabilidad en sus concesiones…

Un Ministerio de Fomento infame

En su momento, desde NAUCHERglobal publicamos un duro artículo (leerlo desde este enlace) criticando la calamitosa actitud del Gobierno y del Secretario de Estado Julio Gómez-Pomar. El 29 de marzo, con nocturnidad y alevosía, el ministerio de Fomento dijo “no” al acuerdo entre sindicatos y patronal, pero ¿qué pasó ayer?

Desde Fomento se emitía por la tarde un breve comunicado de prensa por el cual "celebra que patronal y sindicatos de la estiba hayan alcanzado hoy un acuerdo que pone fin a los paros, devuelve la estabilidad a los puertos y garantiza el mantenimiento del empleo", criticando, de paso a los grupos parlamentarios (fundamentalmente Podemos y PSOE) que se negaron a convalidar el decretazo.

¿Cómo es posible que, sobre un mismo texto y un mismo acuerdo el Gobierno del Estado dé dos respuestas diametralmente diferentes con tres meses de diferencia? Sólo se entiende de una forma: el Ministerio de Fomento ha jugado con trabajadores y empresas. Se trata de una actitud infame y alevosa por el que deberían de cesar al propio ministro y a sus altos ejecutivos.

A todo esto, como informó este medio en su momento –pese a la negativa de un ministro, que nos lee- desde Bruselas, la Comisión Europea ha dado tiempo, durante todo este período y hasta junio para que se llegara al acuerdo antes de activar la sanción al Reino de España. La propia comisaria Bulc se había comprometido a ello con los representantes de los trabajadores en diciembre del año pasado. Así ha sucedido.

Dicho de otro modo: los últimos dos meses y medio de negociaciones, las huelgas en los puertos, las escisiones de la patronal o las pérdidas económicas generadas por el paro y la incertidumbre, se habrían podido evitar si el ministro De la Serna, junto a Gómez-Pomar y Llorca hubieran aceptado “de primeras” el pacto del 29 de marzo… tal como parece que han hecho ahora.

La multa a España –que no será- se conocerá en apenas dos semanas. Por este motivo el Gobierno mantiene un perfil bajo. Órdenes, quizá, de Bruselas, que están hartos y saturados del conflicto en España que ha sido originado desde un inicio por la perturbación de un Ejecutivo ultraliberal... o ultra a secas.

Cabe recordar que, V Acuerdo Marco al margen, la reforma del sistema español de estiba, impuesta desde los Tribunales Europeos, propone que las compañías ya no estarán obligadas a participar en las Sagep y recurrir a los trabajadores inscritos en estas sociedades, como ha pasado en las últimas décadas. Así, el decretazo ("El error De la Serna") establece un periodo transitorio de tres años para finiquitar el registro actual y establecer libertad de contratación para las empresas.

Ahora, habrá que ver si el ministro cumple su palabra y “cuelga” el acuerdo alcanzado, en modo de Real Decreto, del aprobado y convalidado por las Cortes hace poco más de dos meses, concretamente el 15 de mayo (leer información relacionada). A ello se comprometió… otra cosa es que consume su débito. No se descarta ni que lo haga, ni que no lo haga.

El futuro pasa por la negociación real

Volviendo al presente, y con vistas al futuro, las partes han quedado emplazadas para culminar la primera parte del proceso en pocos días. Lo primero será tomar una decisión sobre las prejubilaciones y las ayudas a dejar la profesión. Es una realidad que, en algunos puertos españoles, sobran efectivos. Los mismos estibadores lo saben y lo reconocen abiertamente.

El IV Acuerdo Marco del sector (aquí lo pueden revisar) vence a finales del presente año. Ya lleva en vigor tres años y medio. Trabajadores y Anesco se deberán poner de acuerdo para, en el margen de tres meses, negociar los puntos a tratar en el V Acuerdo Marco y llegar a una entente. Tiempo habrá para que como siempre, desde NAUCHERglobal, les vayamos informando de las novedades que se produzcan. En todo caso, tras el acuerdo de ayer las posiciones parecen más relajadas y dispuestas.

Se subyacen, además, nuevas dudas respecto al proceso de los últimos cinco meses y –sobre todo- sus coletazos finales. Por ejemplo, ¿cómo afecta el acuerdo alcanzado entre estibadores y patronal en aquellas empresas que se han ido de Anesco a efectos legales? En los próximos días intentaremos resolver ésta y otras incógnitas y les informaremos de los nuevos pasos que dé la asociación empresarial.

Recordar, en todo caso, que los trabajadores sólo han comprometido paz social "en todas aquellas empresas asociadas [a día de ayer] a Anesco, que han demostrado, del mismo modo que los estibadores, estar comprometidas con el sector".

 

* Leer artículo relacionado: Patronal y sindicatos alcanzan un acuerdo: tras la guerra llega la paz.

 

PD: Nos informan, y es fácilmente comprobable, que los paros programados ayer por el International Dockworkers Council (IDC) (recordar que eran dos horas operativas) tuvieron un amplio seguimiento, no sólo en España, sino en el conjunto de instalaciones europeas con presencia de estibadores afiliados a la confederación internacional. Se trata de un serio aviso a la Comisión Europea.