Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

Carlos González: “Haremos todo lo posible para que conviva el dique flotante con los atraques”

Fuente noticia: DIARIODEAVISOS.ELESPAÑOL.com

Hace menos de seis meses que llegó a la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y ya se ha topado con varios frentes. El último, el reconocimiento de que el proyecto de la tercera fase del enlace puerto-ciudad de Santa Cruz no tiene financiación suficiente y habrá que esperar a la iniciativa privada para su ejecución. Esta afirmación, que hizo durante la visita institucional del presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, a la Isla, le ha costado las críticas de Coalición Canaria (CC), que “amenaza” con presentar varias iniciativas en el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Cabildo de Tenerife, para cumplir la promesa nacionalista de “acercar el mar a los vecinos de Santa Cruz”.

 

 

-¿Renuncia la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife a realizar el proyecto de enlace puerto-ciudad?

“En absoluto. El proyecto está ahí y se hará, lo que pasa es que tenemos que buscar la financiación y la manera de que al sector privado le sea atractivo y rentable tal y como está diseñado el proyecto por Herzog. El problema radica en las vías de financiación del puerto, que se financia con la actividad portuaria, le vaya bien al país o no. El dinero que recauda el puerto por toda su actividad no va a las arcas públicas, como ocurre con Costas, sino que se queda en la organización portuaria para gestionar sus infraestructuras. Por ejemplo, estamos invirtiendo en Granadilla con el dinero que sacamos de Santa Cruz. No viene el Estado y nos da el dinero, sino que en función de lo bien que le puede ir a Santa Cruz iremos acabando Granadilla. Entonces, cuando ustedes me preguntan ‘¿y el muelle de enlace?’, pues no me queda otra que decirles que el puerto, en este momento, no tiene músculo financiero para hacer eso más todo lo que tiene pendiente en Granadilla”.

 

-¿De cuánto dinero estamos hablando?

“Las previsiones están en 138 millones, para un proyecto que tiene más de 16 años y con cuyas modificaciones, si se hacen, tiene que estar de acuerdo el Ayuntamiento de Santa Cruz, porque no se puede cambiar porque sí”.

-¿El puerto de Granadilla estará operativo en tres años, como dijo el presidente de Puertos del Estado?
“Bueno, estará operativo lo que es el puerto. A la zona de servicio todavía le queda. O sea que para que el puerto este al 100% faltaría una inversión de casi 300 millones”.

 

-Dejando a un lado los problemas judiciales por los que ha pasado toda la obra, ¿por qué ha tardado tanto en arrancar esta infraestructura?

“Pues, como le dije antes, por el sistema de financiación de los puertos. Cuando se hace una terminal de un aeropuerto, no se hace la mitad, sino que se entrega la obra completa. En Granadilla se hizo el dique y parece que ya estaba al completo, y queda todavía mucho por hacer. Lo bueno es que es una infraestructura de mucho calado a la que pueden ir grandes buques y plataformas, como ya vino el barco más grande del mundo”.

 

-Entonces, cuantas más plataformas y barcos vengan mejor, porque más financiación tendrá el puerto.

“Así es”.

 

-¿Qué beneficio tendrá entonces la llegada del dique flotante que pretende instalar en el puerto Tenerife Shipyards y que, actualmente, se encuentra pendiente de la aprobación medioambiental?

“La reparación naval es una actividad muy interesante y beneficiosa para la Isla, no solo por la actividad económica que genera, sino porque da trabajo cualificado y bien remunerado, con lo que no podemos negarnos a esa actividad”.

 

-Una vez que se pase el tramite medioambiental, ¿qué faltaría para instalar el dique flotante?

“El problema que tiene este proyecto es que donde se quiere instalar, en el dique del Este, es una dársena que tiene mucha actividad, y el dique flotante podría entorpecer la actividad de otras empresas privadas que también han invertido mucho dinero y aquí es donde entra la negociación y el diálogo entre todas las partes: las empresas y la comunidad portuaria. Nosotros vamos a hacer todo lo posible por dialogar y mediar entre todas las partes implicadas para que todos queden satisfechos. Queremos llegar a un entendimiento. A nosotros nos gustaría centrar lo que es toda la actividad de reparación naval en Granadilla, pero entiendo lo que defiende cada empresa y le insisto: lo que queremos es sentarnos, dialogar y llegar a un entendimiento. Haremos todo lo posible para que conviva el dique flotante con los atraques”.

 

-¿Está el puerto preparado para el brexit y los nuevos trámites aduaneros?

“No me cabe duda. Ya nosotros hacemos transacciones con terceros países. Pero desde el punto de vista de la Zona Franca lo que sí se abre es una nueva vía de mayor actividad porque Reino Unido va a ser un país extranjero dentro de la Unión Europea. Mire, la Zona Franca está para traer cosas de fuera de la UE, elaborarlas aquí, y venderlas fuera de la UE, por lo que ahora que los británicos están fuera, al final nos puede beneficiar y se abren más oportunidades”.