Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

La patronal de la estiba muestra su apoyo a Fomento y apela a la «responsabilidad» de sus trabajadores


Fuente noticia: ABC.es

La patronal de empresas estibadoras ha manifestado su "apoyo" a la reforma del sector que ha planteado el Ministerio de Fomento, que supone liberar la contratación de estibadores, el personal de los puertos encargado de cargar y descargar la mercancía que entra y sale de España por barco.

 

Así lo indicó la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco), después de que la pasada semana el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentara la reforma diseñada para el sector y de que los sindicatos de estibadores hayan anunciado paros en su contra.

En un comunicado, las empresas del ramo apelaron a la responsabilidad del colectivo de estibadores para que la modificación se acometa "sin perjuicios para la economía del país".

En este sentido, Anesco ofreció su colaboración para que este proceso "culmine con éxito", a pesar de reconocer que "no ha sido posible" alcanzar un acuerdo con los sindicatos de estibadores en la negociación mantenida en los últimos meses.

En la misma línea, las empresas estibadoras "lamentan y denuncian" los "bajos rendimientos y las medidas de presión" a las que aseguran están actualmente sometidos los puertos españoles, "y que generan importantes pérdidas en todos los usuarios".

Anesco se refirió de esta forma al monopolio actualmente existente en la estiba a través de las sociedades de gestión portuaria (Sagep), firmas de la que depende todo el colectivo de estibadores y que, por tanto, controla su cesión a las empresas de estiba que quieren operar en los puertos españoles.

La reforma que Fomento propone, para cumplir con la normativa comunitaria y evitar una sanción de la UE, articula un periodo transitorio de tres años para que desaparezcan dichas sociedades y se liberalice la profesión de estibador.

No obstante, con la norma, además de cumplir con Europa, busca recortar los costes de la estiba y mejorar así la competitivad de los puertos, instalaciones básicas para la economía, dado que son puerta de entrada del 86% de las importaciones del país y de salida del 65% de las exportaciones.