Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

COORDINADORA DENUNCIA LA PASIVIDAD DE FOMENTO Y PIDE PRORROGAR LOS PLAZOS DEL DECRETO DE LA ESTIBA

Fuente noticia: NAUCHER.com

Los continuos retrasos en la aprobación del reglamento que debe desarrollar el Real Decreto de la estiba aprobado en mayo de 2017 empiezan a agotar la paciencia de Coordinadora. El sindicato mayoritario ha denunciado la pasividad del Ministerio de Fomento, al que critican por responder de forma “muy vaga” y “sin fechas ni compromisos” al requerimiento enviado por carta hace un par de semanas.

 

Desde Coordinadora recuerdan que Fomento se comprometió a aprobar el reglamento antes de final de año y alertan que el retraso pone en riesgo la negociación colectiva que debe culminar en el V Acuerdo Marco. “Ante la práctica imposibilidad de llegar a acuerdos entre trabajadores y patronal, debido a la ausencia de reglamento, el 14 de mayo próximo se producirá un conflicto entre la nueva norma y algo más de una treintena de convenios colectivos de distintos ámbitos”, asegura el sindicato en un comunicado.

Como la cosa va para largo, desde Coordinadora han pedido a Fomento que tramite una iniciativa legislativa para “promover la ampliación por un año de los plazos” contenidos en el Real Decreto y así mantener su función original, que no era otra que “ofrecer a los sujetos legitimados un año para la negociación colectiva y garantizar, por igual período, el empleo vinculado al 75% de la actividad de las empresas estibadoras”.

El pasado 15 de enero el sindicato ya advirtió que podría convocar nuevas huelgas si no se aprobaba el reglamento en un plazo de tiempo de razonable y denunciaba la “injustificada dilación” de Fomento, que en su opinión ha incumplido de forma reiterada los compromisos que había adquirido con los estibadores sin ofrecer razones de peso ni un calendario alternativo para la tramitación de una norma fundamental para el sector.

Ya han pasado ocho meses desde que se aprobó el Real Decreto que puso fin al largo conflicto social provocado por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del año 2014 que obligaba al Gobierno español a liberalizar el sector de la estiba. El alto tribunal consideraba que la obligación de que las empresas estibadoras formaran para de las Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep) iba en contra de los principios fundamentales del mercado interior comunitario.

La sentencia europea y la aprobación, al segundo intento, del Real Decreto provocaron un gran malestar entre los sindicatos, que denunciaron que Fomento no garantizaba en ningún momento el empleo de los estibadores. Entonces comenzaron una campaña de huelgas y paros que culminaron en un acuerdo con la patronal a finales de junio para subrogar todos los empleos y transformar la Sagep en Centros Portuarios de Empleo a cambio de reducciones de salario y mejoras de la productividad. La inclusión de este pacto en una disposición adicional del todavía vigente IV Acuerdo Marco significaba que la subrogación del personal pasa a formar parte del convenio colectivo y, por lo tanto, afectaba a todas las empresas estibadoras por igual.

El retraso de la aprobación del reglamento tiene implicaciones importantes en el sector de la estiba. “La incertidumbre jurídica ocasionada afecta al efectivo establecimiento del régimen de ayudas para los trabajadores de mayor edad, a la constitución de los Centros Portuarios de Empleo y a la negociación colectiva”, señalaron desde Coordinadora hace apenas dos semanas.

A principios de año empresas y trabajadores del puerto de Barcelona llegaron a un principio de acuerdo para plasmar los pactos alcanzados a nivel nacional en un movimiento que se espera que genere un efecto dominó en el resto de enclaves, muchos de los cuales tienen sus propios convenios bastante avanzados. La aprobación de los convenios es un paso imprescindible para que patronal y sindicatos lleguen a un acuerdo a nivel nacional que cierre el V Acuerdo Marco para dotar de estabilidad al sistema portuario, que en 2017 volvió a lograr un récord de tráficos a pesar del conflicto de la estiba.