Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

COORDINADORA INSISTE EN LA AMPLIACIÓN DE LOS PLAZOS PARA NEGOCIAR EL NUEVO REGLAMENTO DE LA ESTIBA

Fuente noticia: NAUCHER.com

Ante la carta emitida ayer por la patronal Anesco al ministerio de Fomento, de la que NAUCHERglobal ha dado cuenta, el principal sindicato del sector, Coordinadora, ha emitido esta tarde un comunicado donde su máximo responsable, Antolín Goya insiste en su requerimiento al Gobierno para ampliar el plazo de negociación más allá del mes de mayo, evitando de esta manera conflictos.

 

En su petición, Goya señala que “seguimos sin reglamento y, si no se amplía el plazo, no tenemos tiempo material para negociar”. El ministro de la Serna, señalaba hace ya unos días en Barcelona que el decreto “se está imprimiendo”… mientras patronal y sindicatos continúan a la espera. Parece una última jugarreta de José Llorca antes de dejar su cargo en una más que posible y próxima remodelación del ejecutivo de la Moncloa.

Desde Anesco y Coordinadora coinciden con la palabra "incertidumbre". Los hay que la cambian por "engaño" y otros por "venganza". Sea cual sea la acepción correcta, lo cierto es que la inexistencia del reglamento de desarrollo del Real Decreto Ley 8/2017 (conocido como decretazo) nueve meses después de su aprobación en el Congreso generará que a partir del 14 de mayo, cuando todos los convenios de los puertos estén en conflicto con el RDL que entre en vigor oficialmente, no se puedan adaptar los acuerdos previos entre las partes. Es decir, conflicto a la vista por culpa –de nuevo- de la dejadez del Gobierno.

Desde Coordinadora se exhorta que “esta realidad, un tanto kafkiana, producto de la dilación interminable del Gobierno para cumplir su compromiso, solo puede salvarse si, una vez se apruebe el reglamento, se dilatan los plazos previstos en la norma durante un año, para que las partes, trabajadores y patronal, tengan tiempo efectivo para la negociación colectiva, dentro de un marco legal conocido”. En este sentido, “hasta ahora lo único que se han podido pactar son medidas organizativas, pues, como recuerda Anesco en su nota de prensa, el reglamento incluye aspectos de tanta trascendencia como la regulación de los centros portuarios de empleo, las condiciones específicas para acceder a la capacitación como trabajador del servicio portuario de manipulación de mercancías, el régimen de ayudas para prejubilaciones y cuestiones relativas a la organización del trabajo”.

Según Goya “estamos metidos en un callejón sin salida” ya que “no podemos negociar porque desconocemos el marco jurídico y cuando, por fin, tengamos la norma, no vamos a poder negociar porque no tendremos tiempo”.

“La única solución posible –insiste el sindicalista canario- es que aprueben el reglamento, en los términos que habían anunciado, de una vez y que retrasen los plazos durante un año, para poder tener tiempo real para la negociación colectiva. Si el Gobierno lleva nueve meses para sacar un reglamento que ya estaba perfilado, imaginen lo que necesitamos nosotros para ponernos de acuerdo con las empresas, con las que tenemos intereses bastante más complicados de conciliar”, ha señalado rotundamente.

El resultado es de sobras conocido: mientras el Gobierno incumple sus propias propuestas, trabajadores y empresas sí lo hacen: los puertos españoles cerrarán un 2017 de récord, pese a la inacción de un ministro, más preocupado por dejarse ver últimamente por todos lados ante una posible salida en la sustitución del líder popular Mariano Rajoy, que en hacer su trabajo y ordenar que su equipo en la secretaria general del ministerio, en la secretaría de Estado, o en Puertos del Estado hagan lo propio.