Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

“No nos podemos permitir tener paciencia”

Fuente noticia: DIARIODELPUERTO.com

“No podemos garantizar la estabilidad en los puertos sin garantizar la seguridad jurídica”. Así se ha manifestado a Diario del Puerto Antolín Goya, coordinador general de Coordinadora, tras las tres sesiones intensivas de trabajo que el sindicato mantuvo a mediados de mes en Tenerife, tras la reanudación de la mesa de negociación del V Acuerdo Marco la semana pasada y, sobre todo, de cara a la reunión de este viernes en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Pedro Saura, un encuentro en el que Goya dejará claro que el sector en su conjunto no puede esperar más tiempo a la aprobación del reglamento. “No nos podemos permitir tener paciencia”, subraya Goya.

 

 

¿Cuáles han sido las principales conclusiones del encuentro que Coordinadora ha mantenido los días 11, 12 y 13 en Tenerife?

Fueron reuniones a las que acudimos representantes de todos los puertos, por lo que logramos tomar el pulso real y profundo de la situación de cada uno de ellos. Pudimos constatar los grandes esfuerzos que hemos hecho en la mayoría de puertos por avanzar en las medidas de flexibilidad y productividad a las que nos comprometimos y, producto de ellos, hay muchas sociedades de estiba que están  a las puertas de la transformación en CPE.

De hecho, esperamos que en el próximo mes se hagan efectivas varias de ellas.

 

¿En qué situación exacta se encuentran las negociaciones del V Acuerdo?

El V Acuerdo Marco ha sido materia de mucho estudio, debate y trabajo. Las plataformas, tanto de los trabajadores como de la patronal, están claras y ahora nos encontramos en una fase final en la que pulir diversas cuestiones para lo que necesitamos de una jornada de trabajo más extensa y exhaustiva que las que hemos desarrollado hasta ahora. Para ello nos hemos emplazado al 17 de octubre.

 

¿En qué se ha avanzado con la patronal hasta ahora?

Hemos avanzado, fundamentalmente, en los acuerdos por puertos. ANESCO prefirió comenzar con los acuerdos locales y esos están prácticamente cerrados, nos queda ahora el remate final en el que también tenemos muchos puntos de encuentro, como en el tema de los ámbitos y de la organización laboral. Por eso decía que estimo que estamos en la fase final.

¿Es realmente posible avanzar dados los condicionantes legislativos?

Con ese empeño estamos. Hemos podido avanzar en diversas cuestiones, como decía, pero es evidente que la inseguridad jurídica hace que sea difícil resolver otras y, sobre todo, tener la certeza de que aquellos temas ya pactados están bien enfocados y se han acordado conforme a la norma. Para los trabajadores es fundamental que esa seguridad jurídica garantice los puestos de trabajo y el desarrollo de la profesión, trataremos, pues, de contar con el beneplácito del Ministerio de Trabajo para que no haya incertidumbre al respecto.

 

¿Cuáles son los aspectos más relevantes que no le gustan a Coordinadora de la plataforma presentada por ANESCO?

Esta es una cuestión cuyo ámbito entendemos que es la mesa de negociación. No me parecería correcto que yo desgranara esos pormenores en un medio de comunicación tratándose de un proceso aún abierto.

 

¿Está de acuerdo Coordinadora con la creación del Grupo de Trabajo Interministerial para resolver los temas pendientes en el ámbito de la legislación de la estiba?

Cualquier iniciativa que plantee el Gobierno que agilice y permita culminar con garantías este proceso legislativo, nos parece correcta. Suponemos que el trabajo del equipo anterior ha sido insuficiente e ineficaz, dado que el Consejo de Estado ha rechazado el reglamento por falta de documentación. Esperamos confirmación al respecto en la reunión que el próximo viernes tendremos con el secretario de Estado de Fomento, así como un compromiso por su parte de agilidad en la resolución de este tema, vital para un sector estratégico como el nuestro.

 

¿Hay miedo a que este Grupo de Trabajo no represente más que un nuevo retraso en la aprobación?

Lo que este equipo de Gobierno nos ha transmitido hasta ahora es que hay una voluntad clara de cerrar esta situación. No podemos permitirnos pensar que esta nueva medida lo que hará es sumar otro retraso. Trasladaremos nuestra preocupación al secretario de Estado, ya que entendemos que la necesidad de seguridad jurídica es imperiosa. Hay que acortar los plazos todo lo que se pueda que, por otro lado, están más que vencidos. No podemos garantizar la estabilidad en los puertos sin garantizar la seguridad jurídica, y eso le compete al Gobierno.

 

¿Cree que es consciente Fomento de la urgencia, máxime si tenemos en cuenta la permanente amenaza de un adelanto electoral que automáticamente pondría el reglamento en un horizonte impredecible?

Esperamos que sí. Cualquier gobierno, mínimamente competente, debería tener como tema prioritario en su agenda la garantía de la estabilidad en un sector tan importante económicamente como el nuestro. Sería descabellado, a priori, pensar lo contrario, aunque luego la realidad nos diga que es posible que ocurra. El Gobierno anterior dejó a los puertos en una situación demencial, inconcebible. Esta herencia envenenada entendemos que tiene que lograr que el nuevo equipo no escatime en esfuerzos para paliar su efecto perverso. Esperamos ratificar que es esta su postura el próximo viernes.

 

¿Hasta cuándo está dispuesta Coordinadora a estar sin el reglamento? ¿Cuándo puede agotarse la paciencia?

No nos podemos permitir tener paciencia, pero no Coordinadora, sino el sector. La pregunta debería ser: ¿Hasta cuándo puede un sector estratégico continuar con esta inseguridad jurídica? El calendario tiene que ser corto. En su última entrevista nos comentó que era más importante sacar el reglamento adelante y posteriormente tramitar alegaciones tan importantes como el estatus especial de los CPE por la vía de modificaciones legislativas ulteriores. Ahora bien, la presidenta de OPPE ha venido a decir que no está ahora mismo el horno parlamentario para bollos y que contemplar esta cuestión no parece ahora ni factible ni planteable.

 

¿Cómo lo valora?

La primera percepción que tenemos de la nueva presidenta de OPPE es muy positiva, optimista. Nos ha parecido una persona razonable, receptiva y con ganas verdaderas de solucionar los problemas del sector, algo que hace mucho que no nos encontrábamos en OPPE. Esperamos poder mantener la comunicación constante y fluida con la institución. En cuanto a la regulación de los CPE, o de cualquier otra ETT sea cual sea su nombre, nos parece que tiene que estar ajustada a su realidad. Necesitamos una herramienta potente y que dé respuesta a lo que vivimos, adaptada a las necesidades de este sector que es donde va a operar. Hay cuestiones específicas de las ETT que no tienen ningún sentido en los CPE, por el propio perfil del trabajo que va a realizar. Cualquiera que haya estudiado la norma por la que se rigen las ETT y conozca algo de la dinámica portuaria se da cuenta de que hay cuestiones que chocan de manera frontal y que si, insisto, queremos una herramienta eficaz, hay que adaptar.

 

¿Hasta qué punto es irrenunciable la cuestión del estatus especial de los CPE?

Es absolutamente necesario por lo que le acabo de explicar. No nos sirve un instrumento que no responda a las particularidades del puerto. Nos parece una obviedad.

 

¿Realmente pretender un estatus específico para los CPE frente a las ETT al uso no es acaso pretender crear sociedades de estiba con una serie de privilegios que de nuevo pueden alterar el libre mercado?

En absoluto. El cambio legislativo de la estiba en este país ha sido de gran calado, entre otras cuestiones se ha erradicado la relación laboral de régimen especial. Querer comparar las sociedades de estiba con los CPE muestra un gran desconocimiento. Insisto, de lo que se trata es de crear herramientas eficaces que nos permitan seguir creciendo y captando tráficos internacionales.

 

¿Por qué Coordinadora quiere la transformación a la mayor brevedad posible de las sociedades de estiba en CPE? ¿Por qué ya?

El RDL ofrece un periodo de tres años para que las empresas tengan obligatoriedad de contratación con los estibadores. Ya hemos consumido la mitad de ese tiempo. Hemos estado sumidos en un proceso tranquilo, de negociación de las medidas de productividad y flexibilidad, y ahora, lo que parece lógico pedir es un paso hacia adelante, por parte de las empresas, hacia la garantía del empleo. Pensamos que la transformación, en este momento, es un paso natural y, la realidad, es que hemos obtenido una alta receptividad por parte de las empresas

 

¿Pero por qué forzar a las empresas a hacer algo que la ley recoge que es voluntario?

Forzar es un término erróneo, en ningún caso es nuestra pretensión, de hecho hay sociedades de estiba que no han optado por esta vía. Lo que nos parece interesante es que las empresas apuesten por los CPE porque les parezca una fórmula atractiva por competitiva. Entendemos que esta nueva figura que recoge la ley solventará problemas y utilizarla permitirá continuar con el crecimiento del sector.

 

¿Qué tipo de medidas van a tomar para lograr la transformación de todas las sociedades en CPE?

Todas aquellas medidas que puedan ser negociadas en una mesa. Las empresas han manifestado una serie de requerimientos y hemos tratado de darles una respuesta negociada para que les resulte atractiva la transformación en este momento. Fruto de esto ya hay dos de los más importantes puertos de Europa que han dado el paso, lo que pone de manifiesto la apuesta clara de su empresariado por la estabilidad y la eficiencia, y esperamos que, en breve, los sigan otros.

 

¿Se pretende con esta transformación de los CPE ponerlos a salvo de medidas como la contratación mínima durante el periodo transitorio o los despidos a cuenta de las autoridades portuarias?

Se pretende terminar de cerrar el proceso recogido en el real decreto. Por supuesto, los estibadores trataremos de garantizar nuestros puestos de trabajo. Esa ha sido nuestra reivindicación desde el principio.

 

¿Qué final de año nos espera si el sector sigue sin reglamento, si el sector sigue sin Acuerdo Marco y si el sector, además, es condenado por Competencia?

Si todo eso que plantea ocurre creo que el sector se va a resentir, incluso, de manera irreversible. Por ello entendemos como algo primordial que el Gobierno se marque como objetivo, no ya antes de final de año, sino para el próximo mes, que finalice de una vez esta situación de incertidumbre, de inseguridad y se fijen y queden claros todos los pasos que se van a dar.

 

¿Cuál es el mensaje esencial que va a trasladarle al Ministerio de Fomento en su reunión de este viernes?

La absoluta necesidad de esa seguridad jurídica, por una parte disipando cualquier duda sobre la capacidad de negociación de la garantía de empleo entre trabajadores y patronal; y, por otra, completando el texto del reglamento. Y esto, para ayer.