Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

La estiba tras el impacto del covid-19

Fuente: ELVIGIA.com

La irrupción inesperada del covid-19 durante el pasado mes de marzo obligó al sistema portuario español a tomar decisiones de forma ágil y decisiva para hacer frente a la situación sanitaria más crítica vivida en España durante el último siglo. Las empresas tuvimos que adoptar tanto medidas de carácter preventivo como de conciliación laboral y familiar que, sin duda, han trastocado el día a día de la actividad estibadora.

 

Pero el sector supo adaptarse rápidamente a esta nueva realidad para garantizar tanto la salud de los trabajadores como la prestación del servicio de manipulación de mercancías. Han sido semanas de incertidumbre y volatilidad traducidas en una considerable bajada de los tráficos y en un significativo incremento de los costes de explotación para las terminales portuarias.

Y aunque todavía es pronto para determinar con rigor el impacto real del covid-19 en el sector de la estiba, sí podemos afirmar que la crisis ha puesto de relieve la importancia de las empresas estibadoras y sus trabajadores al asumir el protagonismo de la actividad de los puertos, prestando un servicio esencial de calidad y adoptando importantes medidas para garantizarlo.

“Ahora más que nunca será necesario retomar la revisión del Marco Estratégico del sistema portuario para redefinir el papel que debe desempeñar el Organismo Público Puertos del Estado para generar valor al conjunto del sistema portuario”

Los puertos, el sector de la estiba, han demostrado estos meses su capacidad para hacer frente a retos imprevistos, asegurando un servicio esencial para el normal suministro de mercancías. Su resistencia ha quedado probada, pero su capacidad para recuperar la senda de crecimiento dependerá de las medidas que adopte el Gobierno a partir de ahora para estimular la competitividad del sector.

Será necesario para ello incrementar la colaboración público-privada y desde Anesco apelamos a una revisión de la política de inversiones y tasas, puesto que en algunos casos existe sobreinversión e inversiones no productivas que perjudican la autofinanciación del sistema y la cuantía de las tasas portuarias. En estos momentos de incertidumbre y atendiendo a las nuevas tendencias del mercado poscovid y la nueva globalización, resulta prioritario maximizar los recursos aprovechando las infraestructuras existentes en los puertos. Las inversiones deben racionalizarse atendiendo al nuevo escenario de demanda del transporte marítimo.

Ahora más que nunca será necesario retomar la revisión del Marco Estratégico del sistema portuario para redefinir el papel que debe desempeñar el Organismo Público Puertos del Estado para generar valor al conjunto del sistema portuario. Y para ello, deberán establecerse procesos más participativos donde los operadores privados tengamos voz y podamos aportar nuestra visión e ideas. Porque si los puertos han resultado indispensables durante la crisis sanitaria, están llamados a ser determinantes de la reactivación económica.