Coordinadora Tenerife

Enlaces

Localizador de Buques

Horarios navieras

Acuerdos Financieros

Usuarios Registrados

Toneladas de mercancía del Nazminye Ana esconden el cuerpo del estibador castellonense en el fondo del mar

Fuente noticia: CASTELLONINFORMACION.es

Trabajadores de Ardentia retiran poco a poco la carga mientras la Guardia Civil supervisa las operaciones como policía judicial

Toneladas de mercancía del buque volcado en el Puerto de Castellón, Nazmiye Ana esconden el cuerpo del estibador castellonense que desapareció durante el trágico accidente el 28 de mayo. Trabajadores de Ardentia retiran poco a poco la carga con enormes medidas de seguridad en un trabajo supervisado por la Guardia Civil, como policía judicial.

 

Dentro de poco se cumplirá un mes del trágico accidente en el que el carguero panameño de armador turco, el Nazmiye Ana volcó mientras realizaba labores de carga de contenedores. Casi un mes y sigue desaparecido el cuerpo del estibador castellonense.

El casco del barco ya ha sido desplazado hasta el extremo del muelle del Centenario, pero las labores de rescate de la carga y de búsqueda de trabajador portuario se desarrollan con lentitud, entre otras cosas, porque es tremendamente complejo extraer la carga del fondo del mar.

Es cierto que ya no está la amenaza del buque sobre la superficie, pero aún así, no es una tarea fácil. Imagínese el lector lo que pudo suponer cuando parte de la carga del Nazmiye Ana cayó al fondo del mar, sin orden ni concierto. Toneladas de carga, de contenedores, de sacas con material cerámico y los elementos del buque que se desplazaron durante el vuelco.

 

“Esto no es un tetris’, manifestaban fuentes portuarias. Todas esas toneladas cayeron como cayeron y se amontonan unos elementos sobre otros. Cabe asegurar cada movimiento, qué materiales y en que orden deben ser retirados para que, al hacerlo, el resto de los materiales del Nazmiye Ana no se desplomen sobre las personas que intervienen en el recate en el fondo del mar.

La unidad especializada de la Guardia Civil con los perros adiestrados para detectar restos humanos hasta 50 metros de profundidad, ya se retiraron después de localizar la posible zona donde pudiera encontrarse el cuerpo de marinero.

Ahora solo cabe llegar hasta él, con la dificultad añadida de que son labores subacuáticas, y de que hay material, contenderos, que por la posición en la que se encuentran son difíciles de trincar para retirarlos.

La empresa Ardentia es la entidad especializada que realiza las operaciones de retirada de la carga, pero bajo la vigilancia de la Guardia Civil, que actúa como autoridad Judicial, y que se hará cargo del cuerpo del estibador cuando lo encuentren. ¿Cuánto puede tardar el rescate? Sobre eso, nadie se atreve a dar una respuesta.

Paralelamente, han comenzado a llegar al Puerto de Castelló las grúas que habrán de servir para levantar el buque y depositarlo en el muelle para su desmantelamiento.

Han llegado por piezas, cargadas sobre camiones. En total se contará con dos grúas de celosía de 600 toneladas cada una de ellas y una grúa telescópica de 500 toneladas.

Pero antes de empezar a operar con ellas es preciso trabajar sobre el lecho del muelle para evitar daños estructurales. Garantizar la solidez de su instalación y que el suelo donde se instalen resistirá tanto el peso de los mecanismos, como la potencia que habrán de desarrollar para izar el casco.

Una instalación defectuosa podría destrozar la base del muelle e incluso producir hundimientos.

Cuando todo esté preparado, el Nazmiye Ana realizará su última travesía. Una muy corta, para ser levantado del mar con todo su peso, la carga que todavía se encuentra en sus bodegas y el agua que tenga almacenada. Después, será desmontado ‘en trocitos’ hasta poder liberar el muelle del Centenario de Castellón y decir adiós a sus muchas millas de navegación, esta vez, para siempre.